Todo lo que debes saber sobre protección solar

Todo lo que debes saber sobre protección solar

Ya está aquí el verano, esa época del año donde los días son más largos y el buen tiempo nos invita a visitar la playa, organizar excursiones en familia o terminar de preparar esas merecidas vacaciones. Con el fin de que aprendas todo lo que debes saber sobre protección solar, desde Farmacia Marítima, te recordamos la necesidad de protegerte del sol y queremos darte unas recomendaciones para que consigas hacerlo de la manera más adecuada para ti.

Radiaciones solares

El sol emite diferentes tipos de radiaciones. Entre ellas destacamos la radiación ultravioleta (UV), que puede ser tipo A (UVA) o tipo B (UVB), y los infrarrojos (IR).

  •   UVA: son capaces de penetrar más profundamente en la piel y son responsables de la aparición de manchas en la piel, de las alergias solares, y a largo plazo, del fotoenvejecimiento de la piel.
  •   UVB: son poco penetrantes, y están relacionadas con el enrojecimiento de la piel y el proceso del verdadero bronceado.
  •   IR: pueden potenciar los efectos negativos de las UVA y UVB.

Una inadecuada exposición al sol puede desencadenar insolaciones, quemaduras, un envejecimiento prematuro de la piel, y a largo plazo, cáncer de piel. Haciendo un uso correcto de los fotoprotectores, podemos evitar estos efectos indeseables.

Fotoprotectores

Son productos cosméticos que contienen sustancias químicas y/o físicas, también llamadas “filtros”, capaces de absorber o reflejar las radiaciones solares.

Normalmente, los fotoprotectores indican en su envase una numeración que recibe el nombre de Factor de Protección Solar (FPS o SPF). Esto es lo que nos hace decantarnos, habitualmente, por uno u otro protector. Sin embargo, debes saber que este número sólo indica la capacidad del fotoprotector para aumentar la resistencia de la piel al eritema (enrojecimiento de la piel, fenómeno previo a la quemadura). Por lo tanto, si tenemos en cuenta lo explicado anteriormente, el SPF sólo nos informa de la protección contra los UVB.

Entonces... ¿Cómo sé de qué radiaciones me protege mi fotoprotector?

Esta información podremos obtenerla observando el tipo de filtro solar que contiene el fotoprotector. Diferenciamos 4 tipos principales:

Filtros solares químicos/orgánicos

Absorben la energía lumínica de la radiación y la transforman en energía térmica. La piel suele absorberlos, por tanto, aquellas pieles más sensibles pueden reaccionar. Son eficaces si se aplican 30 minutos antes de la exposición al sol. Y dependiendo del filtro químico utilizado, nos protegerán frente a una radiación u otra:

  • UVA+UVB: Tinosorb S, drometrizol, trisilosano
  • UVA: Butil-metoxidibenzoilmetano, ácido tereftalideno-dialcanfor sulfónico, isopropyl dibenzoylmethane, mentil antranilato.
  • UVB: PABA, Etilhexilmetoxicinamato, Isoamil p-metoxicinamato, ácido fenil benzimidazol sulfónico, octocrileno, etilhexiltriazone, fenilhexil metoxicinamato, etilhexil salicilato.

Filtros solares físicos/inorgánicos/minerales

Reflejan la luz de la radiación, como si fuera un espejo. La piel no suele absorberlos, por tanto, es el filtro ideal para las pieles más sensibles. Son eficaces desde que se aplican y nos protegen frente a todas las radiaciones:

Titanio, Zinc, Talco, Caolin, Bentonita, Mica

Filtros solares organominerales

Absorben y reflejan la radiación lumínica, y protegen frente a UVA y UVB. Se trata de sustancias químicas con baja absorción, por lo que, son aptas para las pieles sensibles.

Tinosorb M, Mexoryl

Filtros solares biológicos

Son antioxidantes potentes. No protegen por si solos de la radiaciones. La presencia de estos filtros consigue neutralizar los radicales libres que se generan por la radiación solar. Pueden encontrarse en formulaciones tópicas (cremas, geles, etc.) y orales.

Vitamina A, vitamina E, vitamina C, polifenoles, carotenoides, Polypodium leucotomos...

 

 

Por lo tanto, en líneas generales, nuestras recomendaciones serían: