Cinco consejos para no subir de peso estas vacaciones

Cinco consejos para no subir de peso estas vacaciones

Se acerca el verano y las vacaciones, nos olvidamos de todo, del estrés, del trabajo, de los horarios, de la rutina, e incluso de la tan sacrificada operación bikini.

Para que este cambio de mentalidad no repercuta en tu salud y en un aumento de peso al finalizar las vacaciones, te mostramos cinco consejos que te ayudarán a no volver de las vacaciones y tener que mirar constantemente de reojo a la pesa.

 

1. Mantener la dieta y horarios

Es fundamental para no comenzar las vacaciones aumentando de peso y teniendo problemas digestivos, intentar no modificar en exceso los horarios de las comidas, y mucho más importante, no saltarse ninguna de ellas. Tras la falsa creencia de que si me salto el almuerzo no engordo, lo que se está consiguiendo es un efecto negativo sobre la nutrición correcta que el organismo necesita, además de ralentizar el metabolismo y por lo tanto conseguir un efecto inverso al que se deseaba.  Seguir realizando nuestras 4 ó 5 comidas al día es fundamental, a pesar de que se ruede un poco el horario, como los desayunos, que probablemente se hagan más tarde.

2. Hacer ejercicio

Una buena forma de desconectar y relajarnos profundamente, es con la práctica de ejercicio. Estando de vacaciones se pueden realizar infinitas actividades físicas y deportivas, en función del tipo de viaje o vacaciones que realicemos. Paseos por la playa, deportes en equipo con los amigos, senderismo en el monte, natación, usar el gimnasio o las animaciones de los hoteles, rutas guiadas por las ciudades que visitemos, probar nuevas experiencias como montar en bici, surf, buceo, etc.

Combina estas actividades con los ratos de tumbona y largas siestas, y verás que consigues volver de tus vacaciones con las pilas recargadas al 100%.

3. Controlar los excesos y el alcohol

Unas vacaciones sin excesos serían muy aburridas, pero ojo, ¡¡mantenlos a raya!!. Si en este periodo, a diario, hacemos comidas copiosas, nos levantamos de la mesa con mucha pesadez, y no controlamos lo que comemos, tenemos garantizado de 1,5 a 2 Kg de más al volver a casa.

Especial cuidado en los buffet de los hoteles y en las barras libres, no sólo por la cantidad que se ingiera, sino porque normalmente, se eligen los platos con mayor grasa, salsas, bollería industrial, y de peores calidades.

La ingesta de alcohol en las vacaciones es el “plato estrella”, especialmente cerveza, vino y combinados. Si abusamos de ellos, a parte de sufrir resaca y poder estropear un día, la forma en la que se metaboliza se traduce en aumento de peso ya que se favorece la acumulación de grasas e hidratos de carbono, del mismo modo que representa las llamadas calorías vacías, es decir, aporte de energía sin beneficios nutricionales.

4. Beber abundantes líquidos, pero con mucho cuidado

En el periodo veraniego, donde las temperaturas son altas y normalmente nos exponemos mucho más al sol, aumenta significativamente el requerimiento de líquidos, ya que se aumenta la pérdida de agua corporal en la sudoración.

Un buen consejo es cubrir estos requerimientos con agua y alguna bebida isotónica, pero evitando las que contengan mucha azúcar y los refrescos, pues al igual que el alcohol aportan calorías vacías que harán que engordemos.

También podemos hidratarnos y alimentarnos correctamente consumiendo frutas de temporada que podemos añadir a nuestro tentempié y nos aportan nutrientes y gran cantidad de agua.

5. Elige bien el menú y disfrútalo con calma

Es muy importante prepararnos bien para las comidas en las vacaciones, tomarlas de forma relajada y disfrutando de ellas, así reduciremos la ansiedad al comer y la cantidad de comida.

En las cartas de los restaurantes, hoteles y bares, siempre encontrarás variedad a la hora de escoger que comer. Decídete por platos no muy grasos y elaborados, y con menos salsas. Elije carnes más magras y pescados, acompañados de ensaladas, verduras y hortalizas frescas. Evita los fritos y procesados. Anímate con los platos locales, seguro descubrirás nuevos y exquisitos sabores.

 

 

 

Como podemos deducir de estos cinco consejos para no subir de peso estas vacaciones, no es necesario hacer grandes restricciones, sino que mantener un equilibrio entre el relax, el ejercicio y las comidas, nos ayuda a disfrutar de las vacaciones, desconectar de la rutina y a no tener que preocuparnos en el regreso por los kilos de más, porque no nos será necesario. De este modo, podremos conseguir unas vacaciones donde ganemos en salud.

Si no sabes como organizarte con las comidas, ni con las rutinas y horarios, o te apetece prepararte un plan nutricional para antes o durante las vacaciones, te recordamos que en nuestra farmacia disponemos de servicio de nutricionista, y estará encantada de atenderte y darte los mejores consejos y pautas que se adecuen a tus necesidades y gustos.